Crítica: “Niebla”

“Niebla”  de  Miguel de Unamuno

por: Mariangie Pagán

Niebla,  que no es una novela, será casi imposible de crear en los tiempos de hoy. Miguel de Unamuno explica que él ha creado un nuevo género literario que es la nívola. Es un género que rompe lo establecido y crea una afición en él. Hay que señalar los innumerables errores ortográficos, a propósito, presentes en la obra escritos por el autor. Es una nívola debido a que tiene pocos personajes y que entre los personajes se encuentra el propio autor del libro. Unamuno recurrió a una manera  de pensar y meditar con la cual logró que la obra llegara a la cúspide en  la literatura, por tanto crea una gran dificultad para poder establecer una novela que se asemeje a esta obra.

En el transcurso del tiempo dejó algunos recursos un poco antiguos, a pesar de que este autor persiste en mostrarnos lo ágil, creativo y aventurado que sigue siendo en su narración. Niebla es un gran modelo de la intensidad culta  que puede estar presente en la ficción. La obra está basada en temas de la muerte muy poco de agrado para algunas personas de la sociedad, pero se basa en este tema ya que el autor perteneció a la generación del 98.

El libro relata los sucesos terribles de Augusto Pérez, un joven huérfano a los 20 años  que se ha destinado toda su vida a reflexionar, leer y estudiar. Un día surge el amor a primera vista, él hacia Eugenia, hermosa profesora dedicada a la instrucción de piano, quien despierta el deseo por amar. También para su desdicha es ella quien le muestra la parte cruel y sufrida que conlleva el amor. La obra se basa en un juego de Miguel para expresar sus inquietudes sobre el individuo, de la importancia individual y  la limitación del hombre en esta sociedad.

El aburrimiento de Augusto se presenta de inmediato en un afán excesivo, aunque todo el tiempo suavizado por la tranquilidad que supone su intelectualidad, su constante pensamiento: “El aburrimiento es el fondo de la vida, y el aburrimiento es el que ha inventado los juegos, las distracciones, las novelas y el amor”.  Víctor, mejor amigo de Augusto, le expone de manera reveladora diciéndole que su amor por Eugenia es algo del cerebro y no sentimental.

Considero que este escritor intenta confrontar lo real, lo ficticio, lo normal e irreal. También nos lleva a crear comparaciones entre este personaje y la vida de nosotros los lectores, de manera que podemos identificarnos con problemas como el amor, desamor, sentir y hacernos personas diferentes dependiendo lo que ocurra a nuestro alrededor.

En pocas palabras, Unamuno sabía muy dentro de sí que no había creado una novela y por tal razón la denomino como nívola. Es una obra auténtica por su estilo, tiene cierta delicia y crea placer único desde el comienzo hasta el final.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s